Startup: Significado y cosas que debes saber

Joaquín Hernández
Hace 1 año
Inicio /

Franquicias

/ Startup: Significado y cosas que debes saber

Para ser emprendedor debes tener conocimiento en diversas áreas, te traemos startup: significado y cosas que debes saber para empezar en tu ruta al éxito.

Si eres un hombre o mujer de negocios o te planteas convertir en uno de ellos próximamente, probablemente en los últimos años hay un término que has escuchado por todas partes: “Startup”. Inmediatamente puedes pensar en lugares como Silicon Valley o grandes gigantes como Google, pero para que todo sea claro, a continuación, trataré de explicar cuál es el significado de Startup y algunas recomendaciones para arrancar una. Un ejemplo de crecimiento y creación de una startup es el de las empresas del mexicano Eugenio Gómez Rivero.

Startup: Significado

Un startup se refiere a un negocio que apenas fue establecido. Si lo traducimos de manera literal, tiene que ver con poner en marcha un negocio creado. Principalmente las startups se generan con pequeñas empresas que están emergiendo al mercado, las cuales traen a la mesa una idea innovadora que busca crecer de tal manera que se vuelva rentable, siendo la meta que su producto o servicio esté disponible a un gran público.

Conoce los tipos de emprendedores que existen antes de que comiences tu startup.

7 cosas que debes considerar para arrancar un startup:

Tiempo: Antes de dar el banderazo inicial debes tomar el tiempo de comprender qué es lo que deseas lograr, cuál es tu objetivo principal. La pasión en tu startup es clave para hacer que siga creciendo, a pesar de los cambios que se requieran al lanzarla.

Seguridad al inicio del proyecto: La mejor manera de iniciar tu startup es mientras te encuentres aún empleado en algún trabajo de tiempo completo. Destina tus mañanas o tus tardes después de trabajar a este proyecto, así tendrás dinero para financiarlo hasta que el negocio sea redituable y podrás ahorrar para sustentar el proyecto los primeros años de vida.

Consigue socios de negocio: No lo hagas solo, pide apoyo de amigos y familiares así como de personas que conozcas que hayan seguido este camino o tengan experiencia previa en el giro que deseas adentrarte.

Planeación ante todo: Un plan de negocios es la manera más sólida para evaluar el riesgo de tu propuesta de productos y servicios, ahorrando así dolores de cabeza financieros y estratégicos que no pueden estar en el camino.

Talento que da frutos: Contrata profesionales y no arriesgues tratando de ahorrar centavos con personas con un perfil incompleto, a largo plazo podrás ver los resultados de rodearte de personal de calidad.

Protege tus ideas: Evalúa contar con el registro de marca para tu empresa y asesórate de las posibles acciones legales que puedes tomar ante cualquier robo de identidad.

Un toque humano: Las personas no sólo renuncian a un mal trabajo, sino a un mal jefe. Recuerda los puntos positivos y negativos de tu empleo anterior como salario y prestaciones, y trata de ofrecerlo a tus empleados.

Aquí pudiste ver algunos insights que pueden ayudarte antes de arrancar, pero toma en cuenta que no será fácil (si no, todos lo harían). Debes planear y estar consciente que esos muchas veces hay cambios y obstáculos en el camino. Aquí es donde tu preparación y la fe que tengas en tu startup, son clave para no rendirte y continuar luchando por alcanzar el éxito que buscabas desde el inicio.

Conoce nuestro perfil de Facebook para obtener mayor información.